siguenos en:
por una educación mejor
Marina Escalona

Marina Escalona

Licenciada en Bellas Artes. Especialidad en pintura y pedagogía del dibujo. Realizo exposiciones de pintura dentro y fuera de España. Ilustradora y diseñadora gráfica. Madre de tres hijos que me llevaron a ver cuantos aprendizajes esenciales no están presentes hoy en día en la educación. Creadora del manifiesto Aprendemos Todos y presidenta de la asociación del mismo nombre. Formada en inteligencia emocional, comunicación, orientación para familias y centros educativos. Facilitadora de PSYCH-K®. Me dedico a conocer y estudiar en profundidad todos aquellos campos que permiten un desarrollo integral del ser humano, especialmente centrado en niños y adolescentes, así como aquellos colegios y enfoques educativos que ya están consolidados y que demuestran, con su que hacer cotidiano, que otra educación es posible.

¡MÍRAME POR FAVOR!

Compartir en...

«Los jóvenes hoy en día son unos tiranos. Contradicen a sus padres, devoran su comida, y le faltan al respeto a sus maestros.» «Los jóvenes de hoy no parecen tener respeto alguno por el pasado ni esperanza ninguna por el porvenir».

Estas frases, de total actualidad, son viejas como la humanidad y de hecho fueron escritas por hombres sabios de la antigüedad: Sócrates e Hipócrates.

Algo estaremos haciendo mal si seguimos atrapados en el juicio descalificador de los… Leer más

¿CÓMO NOS EDUCAMOS COMO ADULTOS?

Compartir en...

Quizás a alguno le sorprenda esta pregunta, pues se da por hecho que padres y profesores ya estamos formados y que algo tan elemental como educar a un niño lo sabe hacer cualquiera. De hecho nadie nos pide ningún título ni formación para ello, más allá de los contenidos que tenemos que impartir en la escuela. Solemos repetir esquemas que recibimos en su día de nuestros mayores, asumiendo que se ha hecho siempre así y porqué no seguir.… Leer más

¿PUEDES SOSTENER LA MIRADA DE UN NIÑO?

Compartir en...

Cualquier adulto que esté acostumbrado a talleres de formación o crecimiento personal, sabe que una de las pruebas que más nos cuesta es sostener la mirada fija en los ojos de otro adulto. Esa mirada suspendida nos deja enteros y verdaderos al alcance del otro, y por eso muchas veces la rompemos o evitamos con mil pestañeos.

Si esto es difícil, lo es mucho más sostener la mirada de un niño. ¿No lo has sentido alguna vez… Leer más